Uñas amarillas: como cuidarlas y blanquearlas

Las uñas que se vuelven amarillas a menudo son un signo de un problema o incluso una patología grave. También es una ocurrencia bastante común en personas que pasan mucho tiempo en ambientes húmedos.

Afortunadamente, hay tratamientos disponibles para remediar esto. Verás en las siguientes líneas los motivos por los que las uñas se vuelven amarillas y los tipos de tratamientos de los que puedes beneficiarte en casa o en un salón.

¿Por qué las uñas se vuelven amarillas?

Hay muchas causas de uñas amarillentas. Puede ser por enfermedad, condiciones de vida o simplemente malos hábitos.

Drogas o enfermedades involucradas

Tomar ciertos medicamentos puede hacer que las uñas se pongan amarillas y se pongan más gruesas. Incluso sucede que se deforman.

La mayorĂ­a de las veces, este problema afecta a personas cuyo cuerpo carece de minerales. Para que todo vuelva a la normalidad, se necesitan complementos alimenticios.

Pasar mucho tiempo en ambientes húmedos (piscina, ducha, etc.) también favorece la aparición de hongos en manos y pies. La principal preocupación de los hombres son los hongos en las uñas, que primero afectan los dedos de los pies.

La candidiasis también puede ser causada por hongos o hongos. En este caso, el color amarillento se manifiesta primero en las manos.

Esta es una infección muy común que requiere tratamiento médico.

Por último, es necesario destacar que el envejecimiento de las uñas sigue siendo un fenómeno natural y el amarilleo es inevitable a partir de cierta edad.

Productos de belleza

Este es el esmalte de uñas. Es cierto que este producto embellece tus manos, pero es necesario tomar ciertas precauciones.

Tus uñas comienzan a tomar un color amarillo cuando sigues las poses. Es necesario respetar un descanso de dos días entre dos aplicaciones de barniz.

Los barnices demasiado oscuros también se encuentran entre las causas del amarilleo. Contienen demasiados pigmentos que impregnarán las uñas. Es por ello que siempre se recomienda aplicar sistemáticamente una base antes de aplicar el esmalte de uñas.

Los peligros de las uñas postizas

Las esteticistas prometen un acabado impecable con uñas postizas, sin precisar necesariamente los efectos de los productos que utilizan.

Las colas utilizadas para este método contienen en particular sustancias químicas que favorecen el amarilleo de las uñas naturales y reducen su resistencia. También tienden a ser más frágiles.

Esta práctica también promueve ciertos problemas como hongos en las uñas o eczema.

Por estas diversas razones, lo mejor es contar con profesionales, ya sea para ponerse las uñas postizas o quitárselas. Consulte nuestras preguntas frecuentes semipermanentes para evitar errores

El tabaquismo

El tabaco es una de las posibles causas de las uñas amarillentas. Sin embargo, debes saber que no fumar durante unas semanas es suficiente para que recuperen su luminosidad y color normal.

¿Cómo prevenir la aparición de uñas amarillas a diario?

La mejor forma de evitar el amarilleo de las uñas es tener una buena higiene de manos y pies. Para ello, hay que adoptar buenos hábitos lavándolos con regularidad y dejándolos secar después de cada ducha o baño.

En cuanto al uso de limas o pulidores, debe ser razonable: limitarse a una frecuencia de dos veces al mes para no alterar la resistencia de las uñas. Se recomienda evitar el pulido si las uñas son demasiado delgadas.

También se recomienda usar zapatos que le queden bien para prevenir hongos. Además, es preferible optar por calcetines de algodón que deben estar limpios y secos para evitar la proliferación de microbios.

No mantenga sus pies constantemente bloqueados en los zapatos, pero déjelos respirar ocasionalmente usando modelos abiertos. Además, omita los sintéticos y los plásticos.

Finalmente, sus accesorios de cuidado deben quedar exclusivamente para su uso personal (toallas, limas, cortaúñas, etc.). Evidentemente, deben desinfectarse con regularidad.

¿Y si persisten las uñas amarillas?

Si el color amarillo permanece después de los tratamientos, significa que existen otras causas además de posibles malos hábitos. Es posible que el problema esté en tu cuerpo.

El color amarillento puede ser un signo de un problema más grave, como la falta de minerales o vitaminas.

Las uñas amarillas difíciles de tratar también pueden ser un signo de diabetes, problemas respiratorios o problemas linfáticos.

Si adopta un tratamiento de uñas correspondiente a una afección particular y nada cambia, se recomienda encarecidamente que consulte a un especialista para obtener más información.

prueba-comparativa-de-uñas-amarillas

¿Cuáles son los posibles tratamientos para las uñas amarillas?

Existen varios remedios naturales, fáciles de adoptar para luchar contra las uñas amarillas. Es importante señalar que es necesario un tratamiento asiduo y adecuado para eliminar por completo los rastros.

Los productos naturales pueden resultar especialmente eficaces. AquĂ­ hay algunos que puede incorporar a su rutina de cuidado de la piel.

Aceites vegetales

Los aceites vegetales se utilizan mucho en productos cosméticos por sus múltiples virtudes. El aceite de ricino es posiblemente el más conocido para el cuidado de las uñas.

Simplemente cubra la superficie de las uñas y deje reposar el aceite durante unos quince minutos.

Esta operación se puede realizar antes de aplicar su barniz. Fortalece las uñas a la vez que las pone en buen estado.

El limĂłn

Cuando use limón para tratar sus uñas, no es necesario usar guantes, como ocurre con los productos que contienen químicos. Esta fruta también cuida las manos.

Para la preparación, simplemente mezcle agua y jugo de limón en un tazón y revuelva bien. Luego sumerja los dedos en él durante unos diez minutos mientras se cepilla suavemente las uñas.

limpiador de cabello de limĂłn

Una vez que estén bien limpias, enjuague con agua tibia y seque bien con una toalla.

Cabe señalar que es fundamental diluir el jugo de limón que puede resultar un poco agresivo y causar dolor en las pieles sensibles. El tratamiento se debe realizar dos veces al día hasta obtener el resultado deseado.

Bicarbonato de sodio

Este producto es muy eficaz contra la formaciĂłn de hongos. Simplemente vierta 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia.

Remoje sus dedos en él durante unos minutos y enjuague con agua tibia. El pH básico evita la progresión de microbios. Tras varios tratamientos, encontrarás unas uñas blancas y sanas.

Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té ayuda a combatir las infecciones por hongos. Es necesario diluirlo en aceite vegetal como el coco o el aceite de almendras dulces.

Una vez finalizada la preparación, coloca unas gotas en tus uñas y acompaña de un masaje. Esta aplicación ayuda a combatir las infecciones.

Este producto debe usarse una o dos veces al día. Tus uñas se blanquean después de dos semanas. Este método es adecuado para el tratamiento de manos y pies.

Enjuague bucal

Los enjuagues bucales como Listerine se pueden usar para combatir las uñas amarillas, especialmente en los dedos de los pies. Se deben verter 25 ml en 500 ml de agua caliente.

Remoje los dedos de los pies en la mezcla durante aproximadamente media hora para realizar las tareas. Este método también ayuda a combatir la sudoración intensa y ayuda a regenerar las uñas.

piel de naranja

La piel de naranja es rica en vitamina C. Se aconseja frotar las zonas a tratar, 3 veces al día, para blanquear las uñas.

Los cambios se notan después de algunas semanas.

Ajo

El ajo tiene propiedades antifĂşngicas. Hervir 5 dientes durante unos minutos.

Sumerja sus uñas en la preparación previamente enfriada durante unos veinte minutos antes de enjuagar y secar bien. También puedes usarlo como humectante. Para deshacerse del desagradable olor a ajo, use aceite esencial.

vinagre blanco

Aplica vinagre blanco en la base de tus uñas dos veces al día.

Para apreciar el resultado esperado, es necesario esperar unas pocas semanas al final de las cuales las uñas se vuelven más saludables y también vuelven a crecer más rápido.

Exfoliante de manos

Para realizar un exfoliante de manos, necesita azĂşcar y aceite de oliva. Para preparar, vierte todos los ingredientes en un bol y mezcla hasta obtener una consistencia pastosa.

Póngalo en las manos y masajee todas las manos hasta las muñecas. Una vez más, el enjuague y el secado deben realizarse con mucho cuidado.

Este método mejora la circulación sanguínea y hace que la uña sea más saludable. Aplicar crema hidratante para completar el tratamiento.

vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana se utiliza a menudo como producto de belleza natural. Para el tratamiento de las uñas, debe mezclar un vaso de vinagre y agua tibia.

Remoje los dedos de las manos y los pies en Ă©l durante unos 20 minutos. Luego enjuague y seque. Este tratamiento se debe realizar 3 veces al dĂ­a durante varios meses para observar buenos resultados.

bayas de enebro

Estas frutas son conocidas por sus beneficios desinfectantes. Se pueden utilizar en el caso de que los hongos sean los causantes de la formaciĂłn de manchas amarillas.

Vierta una cucharadita de puré de frutas en agua tibia. Remoja tus pies en él durante un cuarto de hora.

Recuerda enjuagar y secar bien para completar la operación. Es aconsejable aplicar luego un producto hidratante para las uñas. Este método se debe realizar diariamente, por la noche antes de dormir.

Pasta dentĂ­frica

Necesitas un cepillo suave y suave. Ponle pasta de dientes y frótala suavemente en todas tus uñas. Este producto contiene ingredientes activos que blanquean las manchas amarillas y fortalecen las uñas. Terminar con un abundante aclarado y secado.

Concierte una cita con una esteticista

Si tienes miedo de no poder encontrar o no saber cómo realizar un tratamiento adecuado para tus uñas, puedes acudir a los profesionales para una manicura y / o pedicura. Se beneficiará de una atención de buena calidad y, al mismo tiempo, estos especialistas pueden darle buenos consejos sobre cómo cuidar sus uñas.

Los orígenes de las manchas amarillas en las uñas son numerosos, incluidos la humedad, el tabaco, la edad y muchos otros. Para remediar esto, se recomienda optar por una de las soluciones naturales mencionadas anteriormente. También puedes concertar una cita en los salones de belleza para recibir tratamientos profesionales.